Bienvenidos radiólogos todos y demás ralea

Blog oficioso de la subseccion cabeza y cuello, de la seccion neurorradiologia, del servicio de radiologia del hospital macareno, de Sevilla, claro.

martes, 25 de octubre de 2011

A María


Dos segundos y medio separan la vida del silencio. La última gota no sólo desbordó tu vaso, sino que lo hizo estallar en pedazos. Ya no volverás a despertarte en las guardias, ni te veremos más por los pasillos, ni te podré invitar a café o a cerveza. Alguien dijo no saber si existe la vida más allá de la muerte, pero lo que sí es seguro es que existe vida antes de la muerte. María, descansa en paz.

                           Hilo vital cercenado
                           por la piedra brutal
                           y el asfalto.

domingo, 9 de octubre de 2011

Adenopatía necrosada






Aprovecho este caso de adenopatías necrosadas, con etiología en un carcinoma del seno piriforme derecho, para explicar de alguna manera comprensible, la nueva clasificación de adenopatías, que posiblemente sea útil en el acto quirúrgico, pero que ha venido a complicar aún más la ingente tarea del radiólogo dedicado a la cabeza y cuello.
Se ha estipulado la existencia de siete niveles, aunque como eso podría ser demasiado simple, algunos de ellos se subdividen en “a” y “b”.
Los hitos que van a diferenciar un nivel de otro son, simplificando mucho, en sentido axial el hueso hioides, el cartílago cricoides y el manubrio esternal. Y en sentido longitudinal la carótida, la yugular, el esternocleidomastoideo, escaleno y el trapecio. Otras marcas son la glándula submaxilar y la clavícula.
Cada lado del cuello será evaluado por separado.
NIVEL I:
Desde el milohioideo hasta el hiodes limitado en sentido transversal por la glándula submaxilar, de manera que lo que esté por detrás de dicha glándula no es el nivel I. Pero ahí no queda la cosa, porque si están medial al vientre anterior del digástrico son IA (antiguos submentonianos) y si están lateral al mismo IB (antiguos submandibulares).
NIVEL II:
Desde la fosa yugular en la base de cráneo al hioides y entre el borde posterior de la submaxilar y el borde posterior del esternocleidomastoideo. Exacto, también hay un nivel IIA si los ganglios están anteromedial a la yugular o posterior a la misma pero inseparable de ella (los antiguos yugulares internos superiores) y un nivel IIB si están posteriores a la vena pero separados por un plano graso de ella (los antiguos espinales accesorios superiores).
NIVEL III:
Entre el hioides y el cricoides. Claro ¿no? Deben estar anterior al borde más posterior del esternocleidomastoideo. Y lateral a la carótida común o interna (medial a éstas sería el nivel VI). Este nivel III eran los antiguos yugulares medios.
NIVEL IV:
Entre cricoides y clavícula. Y por delante de una línea que va entre, ¡atención!, margen posterolateral del escaleno anterior y borde posterior del esternocleidomastoideo. La carótida separa este nivel, lateral a la misma, del nivel VI, medial. ¡Uf! Eran los antiguos yugulares bajos.
NIVEL V:
Por detrás del borde más posterior del esternocleidomastoideo, desde la base de cráneo hasta la clavícula. VA si está entre base de cráneo y cricoides y VB si está entre cricoides y clavícula.
NIVEL VI:
Estos son más fáciles. Desde el hioides hasta el manubrio esternal y por dentro de carótidas. Son los antiguos viscerales.
NIVEL VII:
Más fáciles todavía. Entre el manubrio esternal y el mediastino superior.